El Crann Bethadh: un tatuaje sagrado del mundo celta

 

El símbolo celta Crann Bethadh

El Crann Bethadh

 

El Crann Bethadh es un símbolo sagrado celta. Es el árbol de la vida, el eje del mundo que une el cielo con la tierra. Sus raíces penetran en donde moran los muertos y sus ramas se alzan al cielo, conectando ambos lugares. Su cuerpo representa los cuatro elementos y su fruto, la continuidad de la vida al alimentar al hombre y los animales.

Los celtas, al igual que otras culturas, tenían su árbol cósmico cuyos frutos proporcionaban la inmortalidad. Es el Yggdrasil, un fresno que mantenía unidos los diferentes mundos y de cuya raíz emana la fuente que llena el pozo del conocimiento.

Los celtas y los árboles

El Crann Bethadh celta admite interesantes variantes como tatuaje

Este símbolo celta admite interesantes variantes como tatuaje

Respetaban la naturaleza y veneraban a las montañas, las aguas y los bosques. Los árboles, representaban el bienestar de las aldeas ya que su vida estaba íntimamente vinculada a ellos. Los bosques eran fuente de alimento y refugio, así como lugares cargados de la magia de la madre tierra con la que estaban íntimamente vinculados.

En los bosques sagrados se reunían los druidas, recolectaban plantas mágicas como el muérdago y enseñaban a los jóvenes. Allí el pueblo celebraba ritos como el solsticio de invierno y danzaba ceremonialmente en torno a determinados árboles.

Numerosas leyes castigaban a quien talaba ilegalmente especies concretas ya que se consideraban sagradas. En el siglo VII la pena era de muerte si se talaba un manzano o un avellano, ya que se consideraban especialmente sagrados.

Precioso tatuaje del árbol sagrado celta

Precioso tatuaje del árbol sagrado celta

 

Cada persona llevaba un árbol dentro ya que el crecimiento espiritual es la esencia del ser humano, por eso, cuando nacía un niño, plantaban uno; su cometido era cuidar de él durante toda su vida y al morir era enterrado a su lado.

Cuando un druida moría, su espíritu se reencarnaba en uno a través del cual continuaba cuidando de la aldea.

Cada especie estaba consagrada a un dios y representaba una virtud, así como un mes del año; os lo contaré en el otro artículo.

Más información- Tatuaje de un árbol: hijo de la madre Tierra

Fuentes-runamagica.blogspot.com

Fotos – ombradiduir.altervista.org, fotolog, tattoocanyon.com


Un comentario

  1.   . dijo

    Y esto lo habéis sacado de… vuestra imaginación? Rigor histórico hombre…

Escribe un comentario