La tortuga maorí, un tatuaje con leyenda

Está claro que todos los tatuajes cuentan con una leyenda detrás. Más que nada, porque la gran mayoría suele constar de numerosos símbolos y de grandes significados. Claro que si hablamos de todo ello, hay un diseño que llevará el primer premio: El tatuaje de la tortuga maorí.

Seguro que la conoces pero es que está cubierta de muchos trazos y cada uno de ellos, nos deja bien claro que se trata de un diseño espectacular. Un diseño de esos que no se olvidan fácilmente, con un pasado y como no, un futuro que se va escribiendo ya en nuestra piel. ¡No pierdas detalle!.

¿Cuál es el origen del tatuaje de la tortuga maorí?

Para conocer bien cuál es el origen de la tortuga en concreto, tenemos que conocer la historia de este tipo de tatuajes. Los tatuajes maoríes surgieron en Nueva Zelanda. Los tatuajes eran usados por la tribu que habitaba este lugar. Eran diseños que estaban muy unidos a las creencias y a las vivencias de la gente de esta zona. Se puede decir que las costumbres y las grandes tradiciones se iban reflejando en ellos. Se creía que con el cuerpo tatuado se tenía un camino hacia la eternidad.

¿Qué significa el tatuaje con la tortuga?

Si ahora ya sabemos la procedencia de estos tatuajes, tenemos que mencionar el significado de la tortuga. Entre todos los símbolos que existen en esta cultura, el caparazón y más de forma concreta, la tortuga, cuentan con un significado muy claro. Se trata de la protección familiar. Además de ello, también se dice que simboliza la paciencia y también, la constancia.

Aunque hubo un tiempo que se le atribuía a la tortuga el significado del Dios de la Guerra. Por otro lado, sabiendo que se trata de un gran símbolo, tiene muchas más interpretaciones, aunque todas bastante positivas. En este caso nos quedamos con la paz. Se dice que atrae la buena suerte y que es sinónimo de esta feliz con uno mismo y con la vida que lleva.

Diseños de la tortuga maorí

Si ahora ya tienes claro que quieres un tatuaje con tortugas maoríes, entonces tienes que ir descubriendo varios diseños. Por un lado, la tortuga puede estar dentro de un diseño amplio, donde quizás no se le de tanto protagonismo. De esta manera, serán las líneas las que hagan un trazado mucho más importante. Claro que si tu meta es que la tortuga sea la principal protagonista de tu tatuaje, entonces puedes dejarte llevar por la combinación de luces y sombras de un tatuaje bien hecho.

Lo más común es verlas siempre con tinta negra, dejando espacios perfectos para darle su curiosa forma. Claro que sabemos que siempre los gustos personales juegan papeles principales. Hay gente que opta por pintar el caparazón a todo color. Sin duda, aquí también puedes decantarte por introducir nuevos símbolos que sean para ti importantes.

Son dibujos complejos y hasta pueden combinar diversos trazos, desde el más fino hasta otro más grueso. Es poco frecuente que dos tatuajes de este estilo se repitan. Así es que, puedes elegir el que más te guste y luego, llevarlo en cualquier parte del cuerpo. Tanto los brazos como las piernas, así como el pecho y la nuca, son lugares perfectos. Eso sí, acuérdate de elegir un tamaño adecuado para cada zona. ¡Déjate llevar por la leyenda y el simbolismo.


Escribe un comentario