Piercing en el pene

Hombre con piercing en el pene

Cuando entras a una tienda de tatuajes lo primero que puedes observar al entrar son muchos diseños de tatuajes pero también de piercings, incluyendo piercing en el pene, puesto que en un local de tatuajes también se realizan piercings, dilatanciones, etc. Normalmente las personas que tienen tatuajes también se pueden interesar por los piercings y a la inversa igual. Aunque también puede ocurrir que una persona que no le interesan los tatuajes sí que le interesen los piercings, ¡y es que para gustos están los colores!

Hoy quiero hablarte sobre los piercings en el pene, más concretamente de los piercings en el pene. Son unos piercings extremos como pueden serlo también los piercings en los pezones o en los genitales femeninos. Son muchas personas las que dicen que sienten auténtico placer al tener estos piercings en su cuerpo. Aunque estoy completamente convencida que mientras se lo hacen… placer sentirá más bien poco.

Piercing en el pene y en en los genitales masculinos

Las perforaciones o piercings en los genitales masculinos no es otra cosa que los piercings en el pene. Aunque no te lo parezca así de entrada, existen muchas opciones para el piercing en el pene del hombre y dependiendo de cuál es el que quieras reciben nombres bastantes curiosos. Para que puedas conocerlos bien no pierdas detalle de lo que te voy a comentar a continuación.

Piercing en el pene “Príncipe Alberto”

Piercing en el pene abierto

Este curioso piercing en el pene es uno de los más populares y que más demanda tiene entre los hombres que quieren tener un pendiente en sus partes nobles. Para hacerlo posible el profesional tendrá que perforar la uretra en la base del glande y después tendrá que introducir el anillo en el orificio que acaba de hacer.

Lo curioso de todo esto es que aunque parece que va a ser lo peor y que después va a costar que se cure o que cicatrice, la realidad es que se cura pronto. Además, podrás embellecer la zona de tu pene. Muchos aseguran que se incrementa el placer sexual del hombre hasta cuatro veces. Pero, ¿realmente es placentero para una mujer? Es decir, si un hombre introduce el pene en la vagina de la mujer teniendo estos piercings, con la fricción de las relaciones sexuales, ¿no podría causar molestias a la mujer? Supongo que es cuestión de tener cuidado y practicar unas relaciones sexuales seguras.

Pero, ¿por qué recibe este curioso nombre este tipo de piercing en el pene? Recibe este nombre porque el príncipe Alberto de Inglaterra lo puso de moda para poder recogerse el pene cuando llevaba mallas y que de este modo no se le notara el pene. ¿Le daría vergüenza?

Piercing en el pene “Apadravya”

Este tipo de piercing también es bastante demandado y es muy flexible por lo que es un piercing que para los seguidores del kamasutra les resulta apropiado y muy excitante. Parece que este piercing no tiene peligro de hacer daño a la mujer en el interior de la vagina, y en este caso es un gran estimulador vaginal.  Aunque claro, teniendo en cuenta que el interior de la vagina no tiene tacto, supongo que la estimulación sería por fuera o en el clítoris.

Al contrario que el piercing del Príncipe Alberto que se cura rápidamente, éste piercing en el pene necesita un proceso de curación bastante más largo y complicado. Este piercing atraviesa la punta del pene en sentido vertical y al tratarse de una herida justo por donde sale la orina o el semen, puede correr el riesgo de infectarse o de tener algún tipo de complicación.

El frenum

Anillo en el pene

Este tipo de piercing es una perforación en el pene para poder disfrutar de un pendiente. Consiste en atravesar la piel de la base del glande y colocar el anillo donde rodea la cabeza del pene. Es un piercing muy sencillo de hacer y según dicen, muy satisfactorio para los hombres  a la hora de mantener relaciones sexuales puesto que estimula y excita al hombre.

El ampallang

Este tipo de piercing es muy famoso y antiguo porque fue utilizado por las tribus de la zona de Borneo. Este tipo de piercing atraviesa de forma horizontal la punta del pene y puede pasar o no por el conducto de la uretra (dependiendo de lo que decida la persona que se lo va a hacer). Es un piercing que requiere mucha curación, y es que puede estar por lo menos hasta seis meses curándose.

Es un piercing delicado pero muy funcional a nivel sexual ya que parece ser que es un gran estimulante tanto para la mujer como para el hombre en las relaciones sexuales. ¿Merecerá la pena los seis meses de dolor y curación?

Dydoes

Piercing en el pene Dydoes

Este tipo de piercing son dos bolas de acero que se colocan en el borde del glande. Son muchos los hombres que se deciden por este tatuaje sobre todo por su estética y atractivo visual a la hora de mantener relaciones sexuales.

Piercing en el pene: Hafada

Este tipo de piercing es una perforación superficial en el pene que está situado exactamente en el escroto, entre un testículo y el otro y en la raíz del pene. No es doloroso y se cura rápido. Es una forma diferente de tener un piercing en el pene, ya que lo habitual es hacerlos en la punta o en el glande.

Piercing en el pene: El guigue

Este piercing es horizontal y se coloca en la piel que va del escroto al ano, para ser más exactos se coloca en el músculo erector (el músculo que ayuda al pene a ponerse erecto) por lo que puede estimular al pene fácilmente con roce. Es bastante complicado de tenerlo y suele ser molesto e incluso causar dolor si el hombre pasa mucho tiempo sentado, como por ejemplo, si se trabaja en una oficina o en un vehículo de conductor.

Piercing en el pene: El foreskin

Piercings en el pene

Este piercing se realiza en el prepucio y necesita unos tres meses para que pueda cicatrizar. Es doloroso pero puede que el resultado final sea de tu convicción.

Como puedes comprobar son muchas las opciones que tienes si tu deseo es hacerte un piercing en el pene. Incluso puedes optar por escoger varios tipos de piercings de los que te he hablado en este artículo y combinarlos para tener más de un piercing en el pene. Aunque claro, después tendrás que pensar que deberás cuidarlo y curarlo para evitar complicaciones futuras.


Categorías

Piercings

Maria Jose Roldan

Madre, Maestra de Educación Especial, Psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

5 comentarios

  1.   capitan dijo

    hay que ser machooo

  2.   danilo dijo

    yy lo sigo diciendo ,hayyyyyy

    1.    migrove dijo

      La interjección de dolor va sin h. Gracias!

  3. Hay dios mio yo no se si me atreveria……

  4.   Daniel dijo

    Yo no tengo ninguno, pero quiero hacerme el hafada para probar… si me gusta y me animo me haria el foreskin… que dicen?

Escribe un comentario