Resurgir de las cenizas como un Ave Fénix

 

El Ave Fénix, un hermoso animal mitológico

El Ave Fénix, un hermoso animal mitológico

Se acaba el año y probablemente ya hayáis hecho vuestro listado de buenos propósitos y cambios vitales. Es un buen momento para resurgir de las cenizas y comenzar de nuevo como un Fénix, ¿no os parece?

El Fénix es uno de los animales mitológicos más hermosos para un tatuaje. Su leyenda proviene de Egipto, en el que se le denominaba Bennu. Era un ave del tamaño de un águila, con fuertes pico y garras y plumaje rojo, anaranjado y amarillo.

Leyenda del ave Fénix

Detalle de un precioso tatuaje de Ave Fénix

Detalle de un precioso tatuaje de Ave Fénix

Cada 500 años ardía para luego renacer de sus cenizas, por lo que se le asociaba con el dios sol, las crecidas del Nilo (por lo tanto simbolizaba lo cíclico, como la rueda del eterno retorno), el renacimiento espiritual, el poder del fuego como purificador y la inmortalidad.

Se creía que era real, de hecho muchos historiadores lo mencionaron en sus escritos. Con el tiempo la leyenda se cristianizó: cuando Adán y Eva fueron expulsados por un ángel del Edén, la chispa de su espada prendió fuego a su nido que ardió totalmente. Como fue el único animal que se negó a probar el árbol del conocimiento, Dios le concedió el don de resurgir de las cenizas de su nido.

Los incas tienen una leyenda similar para el cóndor.Cuando éste sentía que había llegado el momento, se posaba en el pico más alto de las montañas, replegaba sus alas y se dejaba caer contra el precipicio. No moría realmente, sino que resurgía regresando al nido, por lo que simbolizaba la fuerza y la renovación de los ciclos. Además se le consideraba responsable de la salida del sol.

Detalle de un tatuaje de Micael Faccio

Detalle de un tatuaje de Micael Faccio

 

En Japón el Fénix es un pájaro con cabeza de faisán, cresta de gallo, pico de golondrina y cola de pavo real; sus plumas son de brillantes colores (amarillo, rojo, azul, verde, blanco y negro). El cuello, sin embargo, es de tortuga o serpiente.

Su imagen está ligada al Emperador, por lo que es representativa de elegancia, hermosura, majestad y altos valores. Además, cuando aparece solo simboliza longevidad, buena suerte, sabiduría, humanidad y decencia; y cuando se le representa en pareja, fidelidad, compromiso y protección.

No es mala idea tatuárnoslo para no olvidar renacer cada día dando lo mejor de nosotros.

Más información – El buitre: algo más que un ave carroñera

Fuentes – wikipedia, Juan Pedro Cantero Márquez

Fotos – DevianArt, Micael Faccio en flickr, mojoncio en devianART


Escribe un comentario