Los tatuajes de caracoles y su simbolismo metafórico

Tatuajes de caracoles

Los caracoles han dado pie a todo tipo de historias, fábulas y metáforas. Y es que son uno de los animales más conocidos a la par que representados. ¿Quién no ha dibujado un caracol de pequeño? Por no hablar de sus características conchas. Ahora bien, ¿qué hay de los tatuajes de caracoles? Al igual que ocurre con el propio animal, guardan un bonito e interesante simbolismo metafórico.

Sin lugar a dudas nos podemos encontrar con diseños de tatuajes de caracoles de todo tipo. Desde tattoos realistas hasta otros más abstractos en los que se combinan diferentes elementos que, a la postre, repercuten de manera directa en el significado del propio tatuaje. Pero, ¿qué significado tienen los tatuajes de caracoles? En primer lugar se dice que la baba del caracol representa ese camino espiritual, ideológico y emocional que todos necesitamos a la hora de avanzar por el camino de nuestras vidas.

Tatuajes de caracoles

En definitiva, ése espíritu que nos permite seguir adelante con ganas, emoción y todos nuestros sentimientos. Por otra parte, y teniendo en cuenta que los caracoles también segregan un tipo de baba protectora con la que defenderse. Es por ello que también representan la seguridad, la protección y el cuidado de los fuertes lazos familiares y de la amistad.

A lo largo de la historia, el caracol ha significado el tiempo, la transición y la fertilidad para algunas culturas como la azteca. Por otra parte, para los egipcios, la espiral del caparazón del caracol es un símbolo de protección, progreso y expansión en la vida. Para otras culturas, el caracol también se asocia con la sanación, paciencia y la fertilidad y el resurgimiento frente a los problemas.

Tatuajes de caracoles

Tal y como has podido ver, los tatuajes de caracoles son muy interesantes debido a su significado y simbolismo, así como al propio animal. Y es que a la hora de diseñar el tatuaje podemos jugar con la forma de la concha del mismo.

Fotos de Tatuajes de Caracoles


Escribe un comentario