Lleva contigo a sus personajes con los tatuajes de Pokémon

pokemon-tatuaje

Yo soy de una generación que quedó marcada con el videojuego Pokémon. Bueno, con el videojuego y con la serie. Y con los juguetes. Y los tazos. Y… Bueno, que Pokémon ocupó gran parte de mi vida. Y como yo, también muchos otros han estado enganchados a ellos. ¿Tanto como para hacerse un tatuaje? Sí, así que aquí presentamos los tatuajes de Pokémon que muchos fans lucen en sus cuerpos.

La verdad es que, por si lo que había hasta ahora no era suficiente, Pokémon Go ha provocado una fiebre que muchos seguimos y que casi todos (si no todos) conocemos.

Y la verdad es que, como pasa con todo, hay auténticas obras de arte, diseños tan complicados que parece mentira que se puedan llegar a conseguir, pero así son los artistas, que cuando algo se sabe hacer, hay que reconocerlo.

pokemon-iniciales

Sin embargo, hay otras veces que no son tan maravillosos. Bueno, de hecho, hay algunos que más que feos son… terroríficos. No sé si habrás escuchado la historia de un tatuaje de Charmander que salió mal, pero, si no es así, yo te la cuento.

En realidad, no tiene mucho misterio. En la historia aparece un joven que “estaba borracho y bajo los efectos del Xanax” y que decidió tatuarse al pokémon de fuego con un resultado catastrófico. Cuando recuperó la normalidad, el joven le preguntó a su amigo por qué le había dejado hacérselo. Es mejor que lo veas por ti mismo:

charmander-error

Pero seguro que hay alguna historia más como esta o, si no, parecida. Aunque bien podemos decir que este tipo de decisiones erróneas pueden suceder con cualquier diseño, la de arriba es una historia que ya ha debido dar la vuelta al mundo, pues hay cantidad de productos con el diseño del tatuaje: camisetas, colgantes, tazas…

El caso es que, como para tatuarse cualquier otra cosa, a la hora de dar el paso, hay que tener el diseño muy claro, contar con un buen profesional y, sobre todo, estar seguros de que no es una moda que nos va a dejar de gustar a los dos días.


Escribe un comentario