Cómo curar un tatuaje infectado

¿Creéis que el nuevo tattoo no está curado como toca o que pueda estar infectado? En este artículo explicaremos cómo curar un tatuaje infectado o que no está curando como debería.

Hacerse un tatuaje siempre es una experiencia, increíble, pero puede llegar a ser peligrosa si no se tienen en cuenta una serie de factores. Seguramente cuando os hacéis un tatuaje lo primero que queréis hacer es lucirlo, presumir de la nueva obra que decora vuestra piel, pero seguro el tatuador os dio unas pautas muy importantes a seguir. Y es, que, si no se tiene cuidado, se puede llegar a infectar. 

Si el tattoo está inflamado o con secreciones es un síntoma inequívoco de infección y hay que empezar enseguida con las curas. No os alarméis, os vamos a dar una serie de consejos que os ayudarán a que el tatuaje cure lo mejor posible, aunque hay que tener en cuenta que puede quedar alguna marca o “cicatriz” posterior a la cura. Es por este motivo que es tan importante seguir las indicaciones que os da el tatuador sobre los cuidados posteriores para el tatuaje.

Cómo saber si un tatuaje está infectado

Lo primero es asegurarse que el tatuaje está infectado o en las primeras fases de infección. Los principales síntomas que se suelen presentar son:

  • Irritación
  • Inflamación
  • Picor
  • Secreción con pus y mal olor
  • Se empieza a deformar el diseño.
  • Costras
  • Ampollas
  • Dolor 
  • Fiebre
  • Fatiga

A veces la infección puede empezar durante la sesión de tatuaje cuando se crean las pequeñas heridas para inyectar la tinta, ya sea porque el material no estaba bien esterilizado o los productos no eran los adecuados; puede ser que las instalaciones no cumplieran con las normas higiénicas necesarias; incluso puede ser luego, durante el proceso de curación con las primeras curas o a lo largo de las semanas que pueda tardar a curar.

Pasos a seguir en casa

Ante los primeros signos de infección en el tatuaje hay que empezar con las curas. Lo primero es acudir al médico para que valore la situación así como la gravedad de la infección y comience con el tratamiento más adecuado. Este es uno de los motivos por lo que las curas posteriores a la realización de un tatuaje son fundamentales.

Por otro lado, también se debería acudir al estudio de tatuaje donde se realizó para comentar lo sucedido con el tatuador, sobre todo si seguisteis las recomendaciones e hicisteis las curas necesarias, en ese caso puede deberse a material inadecuado o a las instalaciones en sí. Siempre que se tatúe es fundamental asegurarse que el material para tatuar, como las agujas, se abran delante de vosotros, que el envase esté cerrado herméticamente, asegurando las condiciones de esterilización. Que los guantes sean nuevos, los pigmentos también. Si cualquiera de estas condiciones no se cumplen, pueden conllevar riesgos de una infección posterior.

Las siguientes recomendaciones que os daremos para curar un tatuaje infectado son unas curas previas, que en ninguna circunstancia sustituye la visita al médico y al tratamiento que se os administre allí. 

Guía paso a paso:

  1. Empezaremos limpiando totalmente la zona de infección (secreción de pus, exceso de sangre y tinta) y alrededor, para ello lo mejor es el agua tibia y un jabón especial de pH neutro.
  2. Con gasas esterilizadas secaremos suavemente la zona.
  3. Lo siguiente es cubrir la zona con pomada antibiótica que vaya eliminando la infección. La podéis encontrar en farmacias. Con la pomada cubriremos toda la zona infectada y la taparemos con gasa esterilizada y esparadrapo. Cuidado de no coger con este alguna zona enrojecida, cuando lo retiréis para la siguiente cura va a doler bastante ¡id con cuidado!
  4. Esto hay que hacerlo mínimo 2 veces al día, pero si veis que la infección es grabe lo mejor es hacerlo 3-4 veces de ser posible. Tomadlo como una medicación, desayuno, comida y cena.
  5. Es un proceso largo, no creáis que con hacerlo una semana la infección desaparecerá.
  6. En caso de que la infección no remita, de verdad hay que acudir al médico para que vuelva a revisar la infección.

Como hemos comentado esto son curas básicas a realizar en casa, lo mejor es acudir a un centro médico donde evaluaran la situación y evitar posibles consecuencias.

Tiempo de curación normal

Esta es siempre la gran pregunta, ¿cuánto tardará en curarse un tattoo infectado? Aquí entran en juego varias variables, como el tipo de piel, cada uno tiene un tipo de piel y una velocidad de curación distinta y hay que tener en cuenta que no todo el mundo cicatriza o cura igual; la extensión de la infección, no es lo mismo un tattoo «mini» que una un diseño de espalda entera y la gravedad de la misma; también se debe evitar una posible sobre infección, esto puede ocurrir si se deja de hacer el tratamiento a la mitad porque creemos que ya está «bien».

Si observamos que el tattoo no acaba de curar, se pueden aumentar las veces en que se realiza el tratamiento, pero acudir al centro médico es lo que más os recomendamos, ya que puede deberse a un tipo de infección específica.

Así que no nos cansaremos de recordaros que seguir los consejos del tatuador sobre las curas que hay que hacer para la cicatrización son muy importantes en pos de evitar una grave situación que puede afectar no solo a la imagen del tatuaje, sino a vuestra salud.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.