Cómo decir a tus padres que te has tatuado

decir-a-tus-padres-del-tatuaje

Si te has tatuado sin decir a tus padres, ese momento puede parecer imposible y desalentador, pero tengamos en cuenta que la honestidad es el mejor camino. Que tus padres aprueben o no tu decisión de tatuarte depende de diversos factores. Es esencial que seas sincero y honesto con tus padres en lo que respecta a tus elecciones, y que te comuniques con ellos de forma respetuosa y comprensiva.

También es posible que tengas que prepararte para enojos, algo de decepción, pero si vas  preparado y mantienes tus emociones bajo control puede ser que la conversación rinda sus frutos.

Es importante tener en cuenta algunos consejos y estrategias para hacerlo sin dudas y con determinación. A continuación, veremos algunas recomendaciones que te pueden servir para el momento de contárselo a tus padres.

Comienza a decir a tus padres lo básico

En este primer lugar la información principal que tendrías que contar sería dónde está el tatuaje ubicado en tu cuerpo y por qué decidiste hacerlo.

Esto les dará una pauta que pensaste antes de hacerlo. También sería una buena idea explicarles el significado que hay detrás del diseño, ya sea si fue un homenaje a un ser querido, una fecha que tenga un significado especial para ti, es decir que no fue por un capricho. Debes decir que ese tatuaje llevado en tu piel es un recordatorio permanente de un hecho que impactó en tu vida.

Considera su punto de vista

En primer lugar, es importante recordar que tus padres pueden no tener la misma opinión sobre los tatuajes que tú. En muchas culturas, los tatuajes siguen considerándose tabú.

Tus padres pueden tener preocupaciones legítimas sobre las implicaciones que tiene hacerse un tatuaje y cómo podría afectar a tus relaciones personales y profesionales. Es importante que tengas una mentalidad abierta y seas comprensivo con sus preocupaciones.

Elige el momento y el lugar adecuados

Al decidir contar a tus padres que te has hecho un tatuaje, es esencial elegir el momento y el lugar adecuados. Busca un espacio tranquilo y cómodo donde tú y tus padres podáis hablar abiertamente.

También es importante que al momento de dar la noticia tus padres no se encuentran preocupados por otros problemas o estén estresados por algún evento familiar. Es ideal tener la conversación en un ambiente relajado, donde te puedan prestar toda la atención.

Asegúrate de que dispones de tiempo suficiente para hablar de tu decisión y responder a las preguntas que tus padres puedan tener.

Sé honesto y respetuoso

como-decir-a-tus-padres-del-tatuaje-

La honestidad es clave para mantener una conversación constructiva y positiva sobre tu tatuaje. Es esencial que seas franco y sincero con tus padres acerca de tu decisión.

Prepárate para entablar una conversación respetuosa y comprensiva sobre sus preocupaciones. Es importante que escuches sus puntos de vista y les des la seguridad de que tu tatuaje se ha considerado detenidamente.

Evita los malos tratos

Trata de evitar el desafío y decir cosas como «hago lo que quiero porque es mi cuerpo», o no «es asunto tuyo», en realidad esto puede demostrar inmadurez de tu parte y falta de respeto hacia tus padres.

Sin importar la edad que tengas, tus padres siempre se preocuparán por ti, por tu salud, por las decisiones que tomes y siempre van a querer lo mejor para ti, hoy lo que ellos crean que es lo mejor.

Proporciona información y argumentos

Puedes ayudar a tus padres a entender tu decisión de hacerte un tatuaje proporcionándoles información sobre lo que significa y por qué es importante para ti. Plantea la explicación del diseño y su importancia para ti.

También, explica a tus padres que eres consciente de los riesgos relacionados con hacerte un tatuaje y que has tomado todos los recaudos para que cicatrice correctamente. (debes mostrárselo cuando ya haya cicatrizado por completo).

Es importante informar sobre el lugar donde te lo hiciste, que cumplía con todas las pautas y condiciones de seguridad sanitarias, y que verificaste toda esa información antes de hacerte el tatuaje.

Dales tiempo para asimilarlo

Tus padres puede que no se entusiasmen con la noticia al principio. Dales el tiempo que necesiten para asimilar la información. Asegúrales que tu decisión de tatuarte no ha cambiado tu forma de sentir por ellos ni tu relación con ellos. Dales el espacio que necesitan para asimilar tu decisión.

Mantén la calma y acepta su reacción

Independientemente de cuál sea la reacción de tus padres, es importante que mantengas la calma y la compostura. Mantente centrado en el asunto que nos ocupa y escucha lo que tengan que decir tus padres.

Puede que no estés de acuerdo con su reacción, pero es importante que respetes su opinión. Deja que expresen sus preocupaciones y discutidlas abierta y respetuosamente.

Compromiso y acuerdo en respetarse mutuamente

Si tus padres siguen teniendo objeciones a tu tatuaje, intenta encontrar un compromiso. Esto puede significar que te comprometes a taparte el tatuaje en determinadas situaciones o a no volver a hacerte más tatuajes en el futuro.

Asegúrales a tus padres que comprendes y respetas sus preocupaciones y que estás dispuesto a hacer concesiones para construir una relación de confianza y respeto.

Tienes que tener en cuenta que depende de ti que lo acepten, sobre todo por la manera que vas a llevar a cabo esta conversación.

Si ellos te ven feliz con la decisión que tomaste les va a resultar más fácil aceptarla. Si hablas con ellos del tema de manera respetuosa y tranquila, les vas a facilitar a tus padres la aceptación de esta nueva etapa en tu vida.

Para finalizar, decir a tus padres que te has hecho un tatuaje puede ser una experiencia difícil y angustiosa. Para mantener una conversación positiva y constructiva, es importante tener en cuenta su punto de vista, elegir el momento y el lugar adecuados, ser honesto, respetuoso, y proporcionar información y argumentos.

Da a tus padres el tiempo que necesitan para asimilar y aceptar tu decisión. Mantén la calma y acepta su reacción, y mantente receptivo a encontrar un compromiso. Lo más importante es que tranquilices a tus padres, haciéndoles saber que tu decisión de tatuarte no ha cambiado la opinión que tenías de ellos. Comunicándote abierta y sinceramente, puedes ayudar a construir una confianza y una comprensión duraderas con tus padres.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.