Detenido por sus tatuajes el Jefe de los Yakuza

¿Es posible ser detenido por la policía por el simple hecho de los tatuajes que tenemos? Pues básicamente esto es lo que ha ocurrido. Aunque debemos darle las gracias también a las redes sociales. Y es que, en las últimas horas se ha viralizado una noticia por la que se confirma que el legendario jefe de los Yakuza (la mafia japonesa) ha sido detenido por sus tatuajes en Tailandia. País en el que se encontraba huido.

Como podemos ver en las imágenes que acompañan este artículo, se trata de un anciano con gran parte de su cuerpo tatuado con los característicos tattoos de origen japonés. En concreto, se trata de Shigeharu Shirai, de 72 años de edad. Aunque las autoridades piensan que Shirai ya está retirado, sobre él pesaba una orden de arresto de la policía japonesa por su presunta participación en el asesinato de un miembro de una banda rival en el año 2003.

Tras aquel hecho, Shigeharu Shirai huyó a Tailandia, donde se casó con una mujer local y se asumió en un retiro aparentemente pacífico. Sin embargo, a buen seguro que el conocido «capo de la mafia japonesa» no esperaba que una simple fotografía publicada en la red social de Facebook en la que se le podía ver jugando a las damas en una calle con sus reconocibles tatuajes de los Yakuza, le llevaría ante las autoridades.

Rápidamente la fotografía se viralizó y se compartió más de 10.000 veces, llamando la atención de la policía japonesa, quien alertó a las autoridades tailandesas. Sea como fuere, y aunque a día de hoy este tipo de tatuajes sean vistos por gran parte de occidente como auténticas obras de arte (dejando a un lado los hechos cometidos por las personas que los lucen), Shirai pasará una larga temporada a la sombra ya que está acusado de matar a tiros al jefe de una facción rival.

Fuente – The Guardian


Categorías

Noticias

Antonio Fdez

Me llamo Antonio Fernández, soy diseñador web, blogger freelance e intento de escritor. Desde hace muchos años soy un apasionado del mundo de los... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *