Historia del tatuaje en Japón: Orígenes del Irezumi III: Últimos años

 

Detalle de un tatuaje horimono

Detalle de un tatuaje horimono

Durante el periodo Meiji o Era de culto a las reglas (1868 a 1912), se inició una apertura al comercio internacional así como una clara modernización del país, por ello el tatuaje fue prohibido para no desagradar a los extranjeros con una costumbre bárbara y se cerraron los locales, requisaron las herramientas y quemaron los libros de dibujos.

Sin embargo, los extranjeros se sintieron fascinados por los tatuajes japoneses (lo mismo que los supuestos civilizados tras ver los cuerpos tatuados que regresaban de las expediciones a la Polinesia), por ello se permitió al maestro Horicho abrir una tienda de tatuajes en el puerto con una irónica advertencia: Sólo para extranjeros.

Horicho tatuó a miles de extranjeros hasta su extraño suicidio en 1900 que supuso un recrudecimiento de la prohibición, aunque el pueblo seguía tatuándose en la clandestinidad.

Siglo XX y actualidad

La Yakuza profusamente tatuada

La Yakuza profusamente tatuada

A esta era le siguió la Taishō y a ésta la Showa, el periodo de paz ilustrada. Paz simbólica ya que no sólo iniciaron una segunda guerra contra China, sino que participaron en la Segunda Guerra Mundial que finalizó con el lanzamiento de las dos bombas atómicas, una de las vergüenzas de la humanidad.

Tras esta masacre llegó la ocupación norteamericana que duró siete años durante los cuales se legalizó de nuevo el tatuaje. En la actualidad hay más de setenta mil soldados en las bases que EEUU mantiene allí, y eso ha supuesto un cambio en el arte del tatuaje: por un lado las nuevas generaciones de japoneses buscan los tatuajes nukibori, es decir, los occidentalizados y los occidentales, por el contrario, persiguen el arte del horimono.

Marukin at Sanja Matsuri en 2010

 

De todos modos, la relación del tatuaje con la Yakuza lo estigmatiza y por ello en los últimos años se está recrudeciendo la postura del gobierno japonés frente a los cuerpos tatuados. Una lástima.

Más información-Historia del tatuaje en Japón: Orígenes del Irezumi II: La Yakuza

Fuentes – Tatuajes de Pedro Duque

Fotos- The Japanese Tattoo by Sandi Fellman, Jorge en wikipedia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *