Piel y tatuajes: ¿qué le pasa a nuestro cuerpo cuando nos tatuamos?

¿Alguna vez te has preguntado qué pasa con tu piel y tatuajes? Es decir, ¿qué pasa en tu cuerpo cuando el tatuador está creando arte en tu piel?

Aunque no parezca gran cosa y que sea un ritual tan antiguo como el tiempo, lo cierto es que la piel y tatuajes pasan por un proceso interesantísimo que no se limita a infringirte una herida, sino que pone en marcha una serie de reacciones en tu cuerpo.

Piel y tatuajes: la epidermis y la dermis

¿Te has preguntado alguna vez por qué un tatuaje no se borra? La respuesta es bastante sencilla: el tatuador, al tatuarnos, no introduce la tinta en el primer nivel de piel, también llamado epidermis, sino un nivel más por abajo, la dermis. Si la tinta se quedara demasiado superficial, el tatuaje se borraría en seguida, ya que las células de la epidermis se reemplazan cada dos o tres semanas.

De hecho, la dermis está llena de pequeños vasos sanguíneos que transportarán la tinta a la sangre y a capas más profundas de la piel para que el dibujo se quede siempre ahí.

El sistema inmunitario: alerta roja

Al mismo tiempo que las agujas de la pistola penetran en tu piel, un mensaje de alerta llega a tu sistema inmunitario, que al notar el dolor cree que debe poner remedio. Por eso envía a una serie de células, llamadas macrófagos, que se “comerán” la tinta. Sin embargo, al no poder eliminarla, la tinta se queda donde está.

Piel y tatuajes: una posible terapia

Por último, durante la sesión de un tatuaje tu cerebro puede empezar a soltar endorfinas, las encargadas de eliminar el dolor. Las endorfinas te crearan una sensación y un estado de ánimo muy peculiar que pueden ir desde el alivio a la euforia (especialmente después). Por eso, para algunas personas hacerse un tatuaje puede tener incluso un valor terapéutico.

Y tú, ¿sabías todos estos datos de piel y tatuajes? ¿Te imaginabas que tu cuerpo fuera a reaccionar así? ¡Cuéntanos en los comentarios!


Categorías

Tatuajes

Licenciada en Traducción e Interpretación, traductora y redactora freelance. Me encanta leer, los gatos y los videojuegos. La primera vez que me tatué, no fui capaz de mirar. La última vez, me quedé dormida en la camilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.