Por qué mi piercing huele mal

Nos pasamos muchos días pensando en esa nueva perforación que queremos llevar en nuestro cuerpo. Tanto, que en ocasiones no paramos a pensar que también cuenta con una parte un tanto oscura. Pero que nadie se asuste, porque todo tiene solución. Son muchas las personas que se preguntan, por qué mi piercing huele mal.

Pues hoy vamos a contestar a ello y a ponerle remedio. Ya que averiguando de dónde viene ese olor tan desagradable, podremos decirle adiós para siempre. Aunque pensemos lo contrario, no tiene porqué indicar que existe una infección, aunque también puede ser uno de los motivos principales. ¡Descubre los demás y sus mejores soluciones!.

Por qué mi piercing huele mal

Seguro que en alguna ocasión te has parado a pensar: Por qué mi piercing huele mal. Pues no importa la ubicación del mismo, sino que el olor puede llegar de igual manera. En primer lugar, siempre tenemos que cuidarlo como nos han indicado. Es un primer paso y como no, el fundamental. Esto no indica que estemos ya libre de toda infección o del rechazo del propio cuerpo. Pero desde luego, siempre nos ayuda. Del mismo modo, otro de los motivos causantes del olor puede ser la joya que llevemos. Además de la limpieza, hay que tener claro que no todas sirven.

Lo que nos puede dar lugar a que la unión de las células de la piel y otros líquidos que se acumulen, nos muestren su peor cara. De ahí que cuando hablamos del piercing en cuestión, optes por el acero quirúrgico, oro de más de 14 quilates o bien, el titanio pero nunca el níquel. De este modo, evitaremos todo tipo de alergias y la piel lucirá más sana y sin olores.

No toques el piercing

Para evitar que el piercing se infecte y produzca olores indeseables, lo mejor es tocarlo lo menos posible. Cuando lo vayas a hacer, nada como lavar bien las manos. De este modo alejaremos las bacterias que podría causar un daño mayor. Así que, recuerda que es mejor siempre prevenir, antes de ver cómo la infección se apodera de nuestra nueva perforación.

Cuidado con la limpieza

La hemos mencionado como un primer paso. Pero siempre hay que tener un poco de cuidado. Sí necesitamos limpiar bien la zona, con los ingredientes adecuados, pero sin pasarse. La piel está sensible, por lo que si estamos limpiando la zona continuamente, ésta no curará en el plazo previsto. Por lo que no se recomienda una limpieza de más de dos veces al día. Recuerda que la falta de higiene responderá a la pregunta de por qué mi piercing huele mal. Pero si te pasas, tu piel también te lo hará saber de otras maneras.

Las infecciones

Sin duda, cuando hay infección también habrá un olor desagradable. Pero como hemos visto, no siempre tenemos que llegar a ellas para notar que el piercing huele. Con una limpieza regular, seguro que lo controlamos. Eso sí, siempre va a depender de dónde llevemos el piercing en cuestión. Tendremos cuidado con las prendas de ropa que llevaremos. Necesitamos que sean cómodas y transpirables. También los baños en piscinas, los dejaremos un poco de lado mientras la perforación se cure.

Olor corporal

Nuestro olor corporal también nos delata muchas veces. Así que, aunque tengas un piercing ya totalmente sano, también puede dar olor si tu cuerpo lo hace. Cuando estás haciendo un intento ejercicio físico y tu cuerpo no está correctamente aireado, entonces sí puede llegar ese olor que mencionamos. Se puede acumular en zonas como el ombligo o los pezones. Así que, si el cuerpo te suda, el piercing también se ve empañado por ello.


Categorías

Piercings

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *