Por qué mi piercing no cicatriza

¿Por qué mi piercing no cicatriza?. Seguro que es una de las preguntas que más veces te has hecho. Pues hoy tenemos la mejor respuesta para intentar calmar los ánimos. Sin duda, ya todos sabemos que un piercing es una perforación en la piel. Como tal, necesita muchos cuidados y al mismo tiempo, otro tanto de paciencia.

Es una herida que tiene su tiempo de curación, por lo que la cicatrización cuenta de varias etapas. Todas y cada una de ellas necesita de nuestro máximo cuidado. Aún así, no todas las zonas cicatrizan en un mismo tiempo, sino que dependiendo de dónde te hagas tu piercing así será el tiempo que necesita para poder disfrutar de él. ¡Descúbrelo!.

Etapas de la cicatrización de un piercing

  • La primera etapa de la cicatrización es la parte en la que nuestro piercing está recién hecho. Los primeros días es normal ver cómo se inflama y como nos duele la zona donde lo llevemos. Algo de lo más habitual, ya que como hemos comentado, es una herida que está recién hecha. Dicha herida además de la inflamación también puede sangrar un poco.
  • La segunda fase comienza cuando el cuerpo se prepara para obtener una respuesta. Esto es, iniciar el proceso de curación. Es la parte más importante porque será aquí donde hagamos que todo vaya mejor o peor. Si seguimos los pasos indicados seguro que la cicatrización se dará de la manera correcta y sin mayores problemas.

  • La tercera fase de cicatrización es la más rápida porque ya está el camino casi hecho y solo necesita un pequeño empujó para que la herida se cierre del todo. Para ello, las nuevas células serán las encargadas de dar el paso final para una recuperación total.

Por qué mi piercing no cicatriza

Sabiendo ahora que el cuerpo necesita de tres fases para poder volver a la normalidad, quizás ya entendamos un poco mejor por qué mi piercing no cicatriza. Necesita de un tiempo considerable para poder recuperarse. Eso sí, siempre y cuando hagamos la limpieza y el trato correcto hacia nuestro nuevo piercing. Esto, sin duda, facilitará mucho las cosas. Además de ser una perforación, también tiene como añadidos una nueva pieza en forma de pendiente. Algo que puede dificultar el proceso ya que puede encontrar agentes externos que lo impidan.

¿Cuánto tiempo tarda en cicatrizar un piercing?

Cicatrizar un piercing no es algo que suceda de un día para otro. Seguro que si tienes alguno por tu cuerpo, sabrás bien de qué hablo. Pero por si estás pensando en hacerte otro nuevo, te vamos a dejar los datos que, de manera aproximada, te ayudarán a hacerte una idea.

  • Piercing en el lóbulo de la oreja o en la lengua: Tanto en un sitio como en el otro, se dice que este tipo de piercing le llevará unas 4 o 6 semanas en cicatrizar.
  • La ceja o el tabique nasal: En este caso, entre 6 y 10 semanas para que la cicatrización se complete. Pero siempre decimos que son tiempos aproximados, porque no siempre todos los cuerpos responden por igual.
  • La nariz, el pezón, labios o el cartílago de la oreja: Se puede decir que estaríamos hablando de entre unos 3 meses a 9 meses.
  • Piercing en el ombligo: Aquí contaremos unos 8 meses, aproximadamente. Más que nada porque es una zona donde podemos rozar bastante, el sudor y la ropa no nos ayudará.

Por lo que, para generalizar, cuando le preguntamos a algún experto sobre la cicatrización de un piercing nos puede contestar que hasta el año no estará completamente sano. Esto es porque siempre es mejor cuidarlo un poco más de tiempo, aunque pensemos que ya está totalmente sano.

Consejos para ayudar a cicatrizar un piercing

No hay una fórmula mágica que nos ayude. Pero sí que podemos hacer que el proceso vaya viento en popa. La clave para ello es la limpieza de nuestro piercing. Debes seguir las indicaciones que el experto te ha dado. Aún así, no está de más que laves la zona un par de veces con jabón neutro y que te ayudes del suero para limpiar bien. No uses ningún tipo de crema o demás productos que pueda irritar.

Tanto es malo no lavarlo como lavarlo de más. Siempre hay que equilibrar las opciones. Recuerda lavar bien tus manos antes de proceder y evitar tocar la zona lo mejor posible. Hasta que haya sanado, olvídate de las piscinas e incluso de darte un baño relajante porque las bacterias pueden hacerle daño. ¡Ahora ya sabes la repuesta a la pregunta por qué mi piercing no cicatriza. Después de todos estos consejos, solamente nos queda el último que darte: ¡Sé paciente!.


Categorías

Piercings

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *