Tatuajes de discos, ¡escucha música en tu piel!

Ya hemos hablado en otras ocasiones de los tatuajes de música para todos aquellos a quienes les guste la música. En esta ocasión, veremos unos cuantos tatuajes de discos (ya sabéis, esas redondas negras con relieve que se usaban antaño para escuchar música) que, por su diseño vintage, quedan de maravilla y nunca pasarán de moda.

¡Eso sí que es tener oído!

Objetos vintage con alma en tu piel

Un tatuaje de disco tradicional con un gramófono (Fuente).

Cada oficio tiene un objeto que lo identifica, y que muchas veces tiende a representarse de manera vintage, porque todo lo que es antiguo mola y encima acostumbra a oler muy bien. Por ejemplo, los escritores tienen máquinas de escribir. Los enfermeros, casquetes con cruces rojas. Los fotógrafos, cámaras antiguas.

Por tanto, si eres músico, tienes distintas opciones: un instrumento musical, una representación más o menos metafórica o conceptual de la música (por ejemplo, una partitura con colores) o bien, y este es el tema que nos ocupa hoy, un objeto relacionado con reproducirla, como un gramófono o un disco.

Estilos acordes con los tatuajes de discos

Los tatuajes de discos, como ya te habrás imaginado, quedan especialmente bien con un toque antiguo y tradicional. Si quieres darle un toque más ochentero también puedes usar colores encendidos y brillantes, acordes con la época (no hay que olvidar que los discos, o LPs, también se usan hoy en día para hacer de DJ).

Tatuaje de discos sencillo con DJ (Fuente).

En todo caso, la decisión es tuya y de nadie más. Eso sí, una recomendación: usa colores que destaquen con el disco negro que es el LP para que el diseño llame la atención. Si buscas un estilo tradicional, dorados o tierra (en cualquier caso, colores cálidos) quedarán divinos; si quieres algo más electrónico, en púrpura o azul (colores fríos), reminiscentes de los neones de la discoteca, le quedarán muy bien.


Licenciada en Traducción e Interpretación, traductora y redactora freelance. Me encanta leer, los gatos y los videojuegos. La primera vez que me tatué, no fui capaz de mirar. La última vez, me quedé dormida en la camilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.