Tatuajes de espadas, un símbolo de honor y poder

Los tatuajes de espadas son, junto con los de dagas, uno de los más interesantes a la hora de plasmar en nuestra piel un arma icónica de la antigüedad. Un símbolo muy importante para la humanidad que ha determinado parte de la historia mediante batallas y derramamientos de sangre. Como bien decimos, la espada (junto con todos sus derivados) es un símbolo muy popular para todas las culturas.

A la hora de querer tatuarse una espada o cualquiera de sus derivados puede tener una u otra connotación dependiendo de cómo lo hagamos. Y es que no es lo mismo una espada tatuada sola que una combinación con otros elementos. En cualquier caso y como bien detallaremos más adelante, algunas de sus principales virtudes son el demostrar honor, coraje y la valentía, igual que los guerreros de antaño.

Tatuajes de Espadas

Y es que si echamos un vistazo a las antiguas historias, vemos que un guerrero era reconocido, entre otros elementos, por la espada que portaba. Además, también se han forjado numerosas leyendas entorno a diferentes espadas que a día de hoy son bien conocidas por gran parte de la cultura popular. Un claro ejemplo es la espada de Colada de El Cid.

El significado de los tatuajes de espadas

A pesar de ello y en cualquier caso, cuando decidimos a hacernos un tatuaje de una espada, estaremos plasmando en nuestra piel un símbolo de honor, poder y fuerza para hacer frente a cualquier de tipo de combate, ya sea físico o emocional. En el caso del honor, debemos de hacer referencia a la cultura nipona y, especialmente, a los samuráis, ya que para ellos, si perdían el honor, debían de quitarse la vida con su propia espada.

Tatuajes de Espadas

También debemos de tener en cuenta que las espadas rotas simbolizan todo lo contrario a lo citado anteriormente. Un tatuaje de una espada rota simboliza una derrota o la rendición. Mientras que dos espadas juntas simbolizan la lucha a muerte y la resistencia frente a situaciones de vida o muerte.

Fotos de Tatuajes de Espadas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *