Tatuajes de flamenco: aguantando el equilibrio

Los tatuajes de flamenco son una preciosidad y funcionan a muchos niveles, ya que son perfectos tanto en una pieza grande como en una pequeña. Además, su colorido es perfecto para escoger el estilo que más te guste, ya sea minimal, tradicional o realista.

¿Te ha entrado el gusanillo por los tatuajes de flamenco? En este artículo veremos cómo sacarles partido y qué significan.

¿Qué significan los tatuajes de flamenco?

Los tatuajes de flamenco se relacionan con lo que transmite este precioso pájaro rosa, como acostumbra a pasar con la mayoría de tatuajes de animales. Así, los flamencos son un recuerdo para todo el año de lugares cálidos, del verano, el trópico y los colores brillantes del sur.

Además, son un animal muy especial (y bastante poco común en los tatuajes) al que se acostumbra a relacionar con el equilibrio (por aguantarse con una sola pata), la gracilidad y la belleza.

¿Cómo sacarles partido a los tatuajes de flamenco?

Lo primero que hay que tener claro con los tatuajes de flamenco es que, a pesar de que son muy versátiles, siempre tenderán a ser un diseño vertical, con lo que tendrás que escoger un lugar de tu cuerpo que se adapte a este tipo de diseño. Para las piezas grandes, los lugares más recomendables son las costillas, el brazo o las piernas, mientras que para los diseños más pequeños tiende a optarse por el antebrazo, las muñecas o los tobillos.

Además, puedes combinar el flamenco solo o con otros elementos (quedan especialmente chulos en estilo tradicional, tal vez por ser típicos del trópico y animales relacionados con el agua) y con colores brillantes. Aunque el blanco y negro también es posible, los flamencos, por su color, quedan mucho mejor con su tono original.

Como puedes ver, los tatuajes de flamencos son muy bonitos y quedan muy bien sean del estilo que sea. Cuéntanos, ¿tienes algún tatuaje así? ¡Recuerda que puedes dejarnos un comentario!


Sé el primero en comentar