Los tatuajes de la cruz ansada, la vida egipcia

cruz ansada

Cuando pensamos en Egipto, rápidamente se nos viene a la cabeza la escritura jeroglífica: ojo, pajaro, cruz, mosquito. Es una manera de expresarse diferente a la que conocemos y bastante complicada, basada en el significado de diferentes símbolos. En este artículo se hablará de la cruz ansada, el símbolo que signfica vida.

La cruz ansada, también denominada anj, crux ansata (en latín), Ankh, llave de la vida o cruz egipcia, estaba relacionada con los dioses, ya que estos se representaban portándola. Simboliza la vida y la muerte, y también ha sido utilizada como representación de la búsqueda de la inmortalidad.

Siendo uno de los amuletos más importante para los egipcios, su forma de llave la convierte en la imagen perfecta para simbolizar la vida eterna. Por eso, el pueblo egipcio colocaba esta cruz en los labios de las personas que habían muerto. En Egipto, la muerte no era el final, sólo una transición hacia la vida eterna. Esa es la razón por la que, cuando alguien moría, se realizaba un ritual en el que se le ofrecían diferentes amuletos para tener un buen camino hacia esa vida, entre ellos, esta cruz.

Hay una leyenda que cuenta que la cruz ansada aúna la sexualidad del hombre y la mujer, estando dividida en dos partes: el hombre aparecería en esa especie de “I” situada en la parte inferior de la cruz, mientras que el círculo superior representaría el útero o el pubis de la mujer.

Pero ¿qué significa todo esto para los tatuajes?

Sabiendo lo expuesto, podemos deducir un doble significado de los tatuajes de la cruz ansada: en primer lugar, estaríamos plasmando la misma simbología de una de las civilizaciones más importantes del mundo. Sellaríamos la piel con la inmortalidad, con la vida eterna.

En segundo lugar, también podríamos invocar a la sexualidad. Si bien es un símbolo en el que aparece un hombre y una mujer, no debemos restringirlo a las parejas heterosexuales. Debemos percibir el significado sexual de este símbolo más allá de la literalidad del diseño y extenderlo a todas las personas.

Y, por qué no decirlo, es un tatuaje que queda muy bien. ¿O no?


Un comentario

  1.   Francisco dijo

    Irene, Eres muy Interesante ! Siempre pensé que los tatuadores no eran exactamente buenas oersonas. Incluso en algún momento tal vez hasta ex-delincuentes. Pero al leer estas notas que expresas, con fechas. Estás cambiando mi parecer. Es muy bonito conocer idiomas o interesarte en aprender al menos lo básico. Amplía tu panorama. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *