Tatuajes de perros III: los perros guardianes del Infierno

Un tatuaje con Anubis y Horus

Un tatuaje con Anubis y Horus

Los perros son guardianes de los mundos psíquicos para muchas culturas. No permiten la entrada de los vivos ni la salida de los muertos, ayudan a la transición de las almas o son guías espirituales para los que quieren recorrer nuevos caminos. Éstos son los más conocidos.

Garm

El mito de Cerbero es muy similar al del perro Garm de la mitología escandinava. Niflheimm “Hogar de la niebla” es el reino de la oscuridad y de las tinieblas, envuelto por una niebla perpetua, donde habita el dragón Níðhöggr que roe sin cesar las raíces del fresno perenne Yggdrasil.

En una de las partes más oscuras y tenebrosas del enorme y gélido Niflheim se encuentra Helheim, donde reina la diosa o gigante Hela, con su perro Garm, que guarda las puertas de su morada y suele representarse con el pecho ensangrentado.

Cerbero o Can Cerbero

Tatuaje de Can Cerbero

Tatuaje de Can Cerbero

 Cancerbero es más famoso que Garm a pesar de que su mito es muy parecido. Cerbero es un perro de la mitología griega cuyo nombre significa “Demonio del Pozo”. Era el perro de Hades, dios griego de los muertos y del infierno, y que dio nombre al inframundo griego, donde habitan las tinieblas y los fantasmas.

Suele representársele sentado en un trono acompañado de cancerbero, el perro con tres cabezas (cincuenta según Hesíodo) y una serpiente en lugar de cola, encargado de impedir la entrada de los vivos y la salida de los muertos en el infierno y cuya ferocidad era temible.

Anubis

Anubis by crowcnil

Anubis by crowcnil

Anubis es el dios egipcio encargado de asegurar la transición de la vida física en la Tierra a otros mundos. Se le representa o bien como un chacal (perro del desierto) acostado sobre su vientre o como un hombre con la cabeza de éste que le confiere el poder de la percepción extrasensorial y poderosa del perro. Es un guía, un protector, el símbolo de la adhesión a la corriente de energía espiritual invisible.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *