Tatuajes de profesiones, más que un sueldo

tatuaje-futbolista

Hay ciertos empleos que a uno le llenan, que se ejercen por pura vocación. Vocación, qué palabra más bonita y qué daño a hecho a los profesionales que la tienen. La vocación es la moneda de cambio que utilizan ciertos seres para aprovecharse del trabajador. Pero, cuando está dentro de unos límites de respeto, es algo bueno, algo que te hace amar tu trabajo y levantarte cada día. Sí, hoy vamos a hablar de esto, de los tatuajes de profesiones.

El dinero se necesita, es cierto, pero hay muchas formas de ganarlo. Ejercer una profesión que te llena facilita la labor de levantarte y hacer tu trabajo. Incluso hay veces que podemos presumir de ello. ¿Por qué no hacerlo con un tatuaje?

Para una profesión hay múltiples posibilidades de tatuaje. Voy a poner un ejemplo, el de un intérprete (de idiomas). He elegido esta por ser mi profesión y poder hablar con capacidad y conocimiento.

Pues bien, como hemos dicho, para rendir tributo a la interpretación hay muchas opciones, ya que es una profesión que se divide en dos. Aunque no sea la división “oficial”, para un tatuaje podemos dividirla en interpretación con toma de notas e interpretación simultánea:

La interpretación con toda de notas consiste básicamente en ir tomando notas (como su mismo nombre indica) mientras otra persona habla, para, posteriormente, reproducir ese discurso en otro idioma. ¿Cómo tatuarse esta parte de la profesión? Es fácil: en este caso, podría tatuarme un cuaderno, un lápiz o algo más sutil, que tal vez no se asociara directamente, pero que dejara impregnada su esencia, como una pluma.

tatuaje-pluma

Y la otra posibilidad es la interpretación simultánea: esta es la versión más conocida, en la que el intérprete reproduce un discurso en un idioma a la vez que el orador lo está ofreciendo en la lengua original. En este caso, el intérprete (en las mejores ocasiones) se encuentra dentro de una cabina en la que utiliza cascos y un micrófono, básicamente, por lo que estos dos objetos podrían ser una buena elección a la hora de tatuarse.

tatuaje-micrófono

Pero tatuarse objetos relacionados con la profesión no es la única forma de representarla; podemos tatuarnos nuestra profesión en letras, incluso en inglés, que siempre queda más cool (¡pero con cuidado de no cometer errores!), o hacernos un tatuaje de una escena típica en nuestro trabajo.

Veamos estos ejemplos de tatuajes de profesiones. ¿Cuál es la vuestra?

 


Categorías

Tatuajes

Irene Rubio Gregorio

Soy una traductora y redactora interesada en los tatuajes, la música y los libros. Acompaño mis intereses por un gusto inmenso por los idiomas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *