Tatuajes del Yin y el Yang con mandalas, belleza en blanco y negro

Tatuajes del Yin y el Yang (Fuente).

Los tatuajes del Yin y el Yang clásicos pueden combinar solo este símbolo en blanco y negro. Últimamente, para darles un giro más moderno, es cada vez más habitual ver tatuajes en que este diseño clásico se combina cada vez más con otros diseños para conseguir combinaciones inesperadas.

En este artículo veremos cómo inspirarnos para conseguir sacarles todo el partido a los preciosos tatuajes del Ying y el Yang combinándolos con mandalas, uno de los diseños más intricados que puedes tener en tu piel.

Tatuajes del Yin y el Yang: ¿por qué es buena idea combinarlos con mandalas?

Tatuajes del Yin y el Yang en el brazo (Fuente).

Los tatuajes del Ying y el Yang quedan tan bien con los mandalas por dos razones: la primera es que el blanco y negro, los dos colores contrarios que forman este símbolo, son también los más utilizados para hacer los diseños de los mandalas, tan intricados y delicados que no es recomendable colorear demasiado, o el diseño quedaría muy barroco.

En segundo lugar, la forma del Yin y el Yang también es la ideal para combinarla con los mandalas, ya que es redonda, con ondas en su interior, algo que se adapta perfectamente a este diseño.

Consejos para unos tatuajes del Yin y el Yang preciosos

Tatuajes del Yin y el Yang en la pierna (Fuente).

Es muy aconsejables que optes por un diseño que sea algo grande, ya que si vas a combinarlo con un mandala, tiene que apreciarse un podo el diseño. Además, si es demasiado pequeño, puede acabar volviéndose borroso con el tiempo y perder toda su delicada belleza.

Por otro lado, y por esta misma razón, escoge un lugar donde ponerte el tatuaje en el que este luzca, que no sea un lugar muy amplio ni con una piel poco recomendable (como en los dedos o en el pie) y el diseño se verá lo mejor posible.

Los tatuajes de Yin y Yang con mandala son muy chulos, ¿verdad? Dinos, ¿tienes algún tatuaje como este? ¡Puedes decirnos lo que te apetezca en un comentario!


Sé el primero en comentar