Tatuajes de The Walking Dead. ¿Y tú? ¿Ya has conocido a Lucille?

tatuaje de The Walking Dead

Estrenamos temporada de ésta fantástica serie, y para los más adictos, qué mejor manera de celebrarlo que con un tatuaje de The Walking Dead.

Durante éstos últimos años, de alguna forma, hemos sido cómplices de nuestros personajes favoritos. Hemos pasado miedo junto a ellos, hemos sufrigo e incluso alguno hemos soltado alguna lagrimilla (o más de una) al decirles adiós a alguno de nuestros queridos supervivientes. En resumen, nos hemos metido en su piel. Después de tanta entrega no es de extrañar que queramos que ellos también queden reflejados en nuestra propio pellejo

Si sois de los que ésta serie ha marcado un antes y un después en vuestra vida, os presentamos algunas ideas para penséis en un buen diseño para vuestro próximo tatuaje.

Protagonistas:

Como no. No hay nada más claro y conciso que llevar tatuado a ése personaje que más te ha inspirado o con el que te has sentido de lo más identificado. Los retratos pueden quedar igul de bien tanto en color como en en blanco y negro, eso ya a gusto del consumidor. Eso sí, buscad un sitio con suficiente espacio, pecho, espalda, brazo o gemelo. Un retrato realista debe resaltar, de otra forma no obtendréis el resultado que se merece.

Antagonistas:

Llamadlos Negan, Merle Dixon, Gobernador o el que más rabia os dé.  ¡Y es que los malos también molan! ¿Qué sería de Rick y su trupe si no tuvieran a esos bastardos dando por saco? Bueno, en realidad supongo que vivir más tranquilos, pero  ése no es el tema. Asociando el negro con la oscuridad y la maldad, un tatuaje en blanco y negro quedará mucho más potente. Si preferís adornarlo con un poco de color, un rojo -color simbolizante de la sangre- puede ser la guinda del pastel.

Caminantes:

Hablábamos antes de los protagonistas, sin embargo… quizás tienen más mérito ésta pesadilla andante. Si no fuera por ellos nada de ésto seria viable. En éste caso tenéis muchas ventajas. Podéis optar por hacer vuestro propio “caminante”, elegir a alguno de los protagonistas que desgraciadamente acabaron siendo uno de ellos, o incluso retrataros a vosotros mismo. Vuestro lado más salvaje, más irracional, más violento. Vuestro otro yo. Al igual que en el caso de los protagonistas, aquí todo vale, color o blanco y negro. Incluso aquí el tamaño puede ser variable, ya que por su peculiar (por llamarlo de algún modo) forma de caminar, unas simples siluetas pueden ser muy acertadas. Brazo,  gemelo o torso quizás sería uno de los mejores sitios donde encajar la pieza.

Simbolismos:

La ballesta de Daryl, la temida Lucille, frases del guión, “don’t open dead inside”, los personajes DEL CÓMIC, o incluso caracterizar a algún otro personaje ajeno a la serie como uno de ellos. Dejad correr vuestra imaginación. 

Como veis no so pocas las opciones que tenéis para escoger un diseño adecuado, así que … a tatuarse y a por los zombis


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *