Tatuarse estando resfriado, ¿es posible o correré algún riesgo?

Lo mejor para hacer mientras uno está enfermo es dormir y recuperarse

En los últimos tiempos se ha convertido prácticamente en una leyenda urbana más y/o en un verdadero mito sobre el mundo del arte corporal y, más concretamente, del tatuaje. Tatuarse estando resfriado, ¿es posible? ¿Correré algún riesgo adicional si decido tatuarme estando resfriado?

Lo cierto es que se trata de una pregunta bastante habitual. Y es que, puede darse el caso que, llegada la esperada cita para acudir al estudio de tatuajes, al levantarnos de la cama ese esperado día nos encontramos con un catarro inesperado. Por eso, a continuación vamos a hablar de los riesgos que podemos correr si nos encontramos en esta situación.

Los riesgos de tatuarse estando resfriado

Tatuarse estando resfriado puede fastidiarte el tatuaje

En primer lugar, queremos recordaros que en Tatuantes no somos médicos, y los consejos que os podemos dar son simplemente sentido común. Ante cualquier duda lo mejor es que contactéis con un médico, que os sabrá contestar y guiar mucho mejor.

Dicho esto, aunque son chulos y pueden llegar a ser muy alegres y encima nos los pasamos de fábula mientras nos tatúan, lo cierto es que los tatuajes no son ninguna broma. Por eso, si crees que estás enfermo o puedes estarlo, ten en cuenta estas cuestiones:

  • Los tatuajes son una gran herida abierta que va a necesitar unos días para curarse. Mientras peor estés, más posibilidades tienes de pillar una infección, y más tiempo va a necesitar tu cuerpo para recuperarse tanto del resfriado como del tatuaje. Puede ser que incluso no sane bien y que el resultado final deje bastante que desear, lo que supondría una pérdida de dinero y un riesgo tanto para ti como para el tatuador.
  • Consulta con tu médico antes de ir a la cita, y más con los tiempos que corren. De hecho, los síntomas de un resfriado pueden confundirse fácilmente con los del coronavirus. En muchos países no solo es recomendable, sino obligatorio, guardar cuarentena si sospechas que lo has pillado, o bien hacerte una prueba PCR o similar. Por eso es vital que tengas claras todas las obligaciones de las que eres responsable.
  • Incluso si no se trata del coronavirus y solo es un simple resfriado, es mejor cancelar la cita, ni que sea por educación. Puedes contagiar al tatuador y hacerlo perder días de trabajo y clientes (la mayoría son autónomos, así que intenta ponerles las cosas fáciles, que ya bastante complicado lo tienen, pobres).
  • Por cierto, dicen que, encima, los tatuajes duelen más si estás enfermo, probablemente porque ya no te encuentras bien y tu resistencia al dolor ha descendido notablemente. Además, es muy probable que después te sientas aún peor, por el doble trabajo que tiene el sistema inmunitario: tratar el tatuaje y el resfriado. ¡Otra razón para quedarse en casita si no te encuentras bien!
  • Finalmente, hay síntomas propios de los resfriados que pueden impactar directamente en la calidad del tatuaje. Una tos persistente, por ejemplo, provocará que el cuerpo inevitablemente se mueva, lo que, evidentemente, puede repercutir en el aspecto final del tatuaje.

Los efectos secundarios de las medicinas

Cuando uno está resfriado, lo más habitual es que se tome algo. Y, aunque parezcan inofensivos, lo cierto es que las medicinas normalmente conllevan un montón de efectos secundarios que pueden influir en cómo se ve el tatuaje: por ejemplo, pueden hacer la sangre más clara, con lo que sangrarías más durante el proceso. O simplemente puedes encontrarte adormilado o mareado, lo que puede provocar que tengas que detener la sesión porque te encuentras fatal.

Si hace poco que has tenido un resfriado

Cuando uno está resfriado, lo único que le apetece es estar en cama

¿Qué pasa si hace relativamente poco que hemos tenido un resfriado o hemos estados enfermos? Aunque nos sintamos bien, hay que tener en cuenta que el cuerpo tarda unos días a recuperarse, y que es mejor esperar un tiempo a que nos encontremos recuperados del todo. Por eso, si tienes que pedir una nueva cita porque estás resfriado, intenta que hayan pasado al menos dos semanas. Así te asegurarás que te has recuperado del todo y que tu sistema inmunológico está al cien por cien.

Por cierto, es muy recomendable que no solo esperes, sino que descanses y que lleves una dieta equilibrada para terminar de recuperarte. ¡Mientras mejor te cuides, antes podrás tatuarte!

Tatuarse teniendo una infección

Tatuarse estando resfriado es más doloroso que estando sano

Puede ser que tengas la duda sobre si es sabio tatuarse cuando tienes una infección. La respuesta es muy parecida a la de cuando tenemos un resfriado: no es sabio ni recomendable, ya que nuestro sistema inmune no se encuentra totalmente bien y, como hemos dicho, esto puede afectar al aspecto final del tatuaje.

Además, es posible que, al tener una infección, estés tomando antibióticos. Los antibióticos, además de dejarte muy chafado y sin ganas de hacer nada, tienen muchos otros efectos secundarios que pueden dejarte hecho un cromo a ti y a tu tatuaje. Por eso lo mejor es esperar como mínimo una semana después de la toma de la última dosis.

En conclusión, mejor no tatuarse estando resfriado

Las enfermedades contagiosas pueden perjudicar incluso a tu tatuador

Entonces, ¿tatuarse estando resfriado es una actividad de riesgo? No nos encontramos ante una situación vital, pero lo cierto es que, si puedes posponerlo, lo mejor será esperar a estar totalmente recuperados, especialmente si vamos a someternos a una sesión de varias horas para hacernos un tatuaje de gran tamaño. Debemos recordar la premisa de que un tatuaje es una herida en la piel y que, cuando estamos resfriados, nuestras defensas no están al 100%.

Tatuarse estando resfriado abre la puerta a la posibilidad de que el tatuaje se infecte con mayor facilidad. Estaremos más expuestos a una posible infección durante o después de hacernos el tatuaje. Lógicamente, aquí entran en juego diferentes factores. Cada persona es un mundo. No todos sufrimos de igual manera un simple constipado, y también depende, como hemos señalado, del tamaño del tatuaje. No es lo mismo un tatuaje pequeño de una frase a hacernos un tattoo que ocupe toda nuestra espalda.

Tatuarse con fiebre te deja hecho un cromo

En definitiva, y como hemos comentado antes, también hay que tener presente que determinados medicamentos que podemos tomar para curar un resfriado pueden afectar a la sangre y, por lo tanto, tener consecuencias directas durante el proceso de elaboración del tatuaje. En definitiva, siempre que sea posible debemos evitar tatuarse estando resfriado.

Esperamos haberte ayudado a tomar una decisión a la hora de tatuarse estando resfriado. Ya ves que no es una buena idea en absoluto. Dinos, ¿qué opinas sobre este tema? ¿Has tenido que cancelar alguna vez una cita para hacerte un tatuaje porque estabas enfermo? Recuerda que puedes contarnos lo que quieras, para ello, ¡solo tienes que dejarnos un comentario!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)