Cruz de la vida egipcia, significados y ejemplos

Si hay uno de los grandes símbolos que ha traspasado todas estas generaciones, es la cruz de la vida egipcia. Se trata de un jeroglífico egipcio que cuenta con una gran historia y que, sin duda, es uno de los grandes motivos para llevar en nuestra piel. Sobre todo si quieres un tatuaje sencillo.

La cruz de la vida egipcia puede aparecer de múltiples maneras y lo único que hará será reforzar su significado. Esto es que cuantos más detalles le vayamos añadiendo, más nos va a transmitir. Tal y como podremos comprobar, se hace imprescindible tanto para hombres como para mujeres. ¿Quieres saber un poco más sobre ella?.

Cruz de la vida egipcia, su origen

Tenemos que remontarnos a la época egipcia. Esta cruz también se le conoce como Anj o Ankh. Un detalle que estaba relacionado con algunos Dioses aunque no se conoce su origen concreto. Serían ellos los que la portarían, ya que de este modo, indicarían la unión entre la vida y la muerte. En un primer momento era un punto de unión imprescindible para todo faraón.

Esto es porque en el nombre de dichos faraones, estaba la palabra Anj. Algo que sin lugar a dudas, nos deja buena idea de que ellos buscaban la inmortalidad a través de este símbolo. Una vez que se pasó al Imperio Nuevo, entonces podían llevarla todos los egipcios.

Significado de la cruz de la vida egipcia

Pues como ya podemos intuir por su nombre, está claro que indica la vida. Pero no solo la vida terrestre sino que también simboliza la vida después de la muerte o la llamada inmortalidad. Es por ello que sea muy frecuente en el mundo del tatuaje. Una forma de llevar nuestros pensamientos grabados de una manera tan especial.

También, con este símbolo, se indicaba el renacimiento de algo mejor. La búsqueda de una nueva vida, que siempre partía de algo malo para encontrar el camino adecuado. Otro de los significados que también se le atribuyeron fue el de que representaba los órganos sexuales. La parte superior correspondería a los de la mujer y la inferior, los del hombre. A través de ello también tiene gran importancia el significado de la fertilidad.

Además, cuando se veía a algún egipcio llevando una cruz de este estilo en la mano, simbolizaría además de la eternidad, lo infinito. Si se veía sobre la cabeza de alguno de ellos, entonces era una señal de ánimo para que se recuperara y pudiera encontrar la merecida vida.

Ejemplos de la cruz egipcia

Después de conocer un poco su historia, así como su significado, llega el momento de ver un poco los diseños que nos deja. Como todo tatuaje que se precie, se puede decir que este tipo de cruces admiten numerosas opciones. Desde los tatuajes más grandes hasta los más pequeños.

Si te gustan los tatuajes discretos, entonces puedes optar por un diseño sencillo en una mano o en los dedos. Una forma de llevar gran simbolismo pero sin necesidad de optar por los dibujos más grandes. Además, si quieres un tatuaje más llamativo, entonces lo mejor es hacerte uno con efecto realista.

Siempre puedes ir más allá y añadirle ciertos detalles. Ya que hablamos de su significado de vida y eternidad, nada como añadir unas iniciales de esas personas más importantes. Son muchas las personas que además, añaden otro de los grandes símbolos como es el ojo de Horus. Éste simboliza la protección y también la valentía.

Tanto los brazos como las piernas son lugares perfectos para poder lucir un tatuaje de este tipo. Sobre todo cuando el espacio nos permite hacer grandes diseños. En este último ejemplo vemos cómo las iniciales están integradas en el diseño, además del ojo que hemos comentado. ¿Qué te parecen este tipo de tatuajes?.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *