¿Tatuaje erótico o tatuaje obsceno?

Y pensará que es sensual...

Y pensará que es sensual…

Buscando dibujos sobre el 69 para la entrada de ayer me encontré con todo tipo de tatuajes sexuales que no sólo rayaban el mal gusto, sino que se revolcaban en él como cerdos en una cochiquera; así que me vino una pregunta a la cabeza: ¿cuál es la diferencia entre un tatuaje erótico y uno pornográfico?

La misma diferencia que en cualquier otra manifestación artística, ya que el tatuaje es una de ellas: la obscenidad, la vulgaridad. Hay tatuajes que insinúan, que erotizan y muestran sin mostrar; otros, sin embargo, son sexuales sin gracia, chuscos, grotescos y desagradables.

Sutil el chaval...

Sutil el chaval…

Creo que deberíamos ser más respetuosos con los demás, pero lo cierto es que cada uno es libre de tatuarse lo que quiera sobre la piel, incluso aunque eso suponga incomodar a la gente; pero, precisamente por eso, el otro es libre de no pensar igual que nosotros, etiquetarnos y señalarnos con el dedo: si queremos libertad para nosotros, debemos permitirle libertad a los demás. Nos etiquetan y nos etiquetamos: es así de sencillo.

Algo relativamente habitual es tatuarse un dibujo obsceno por diversión, un chiste gracioso, un dibujo verde, una frase sexual. Me encanta la gente con sentido del humor, ya he dedicado entradas a tatuajes graciosos antes y si me seguís veréis que lo tengo muy desarrollado, pero la cuestión es que hay que ir con cuidado porque lo que nos parece gracioso hoy, no tiene por qué parecérnoslo mañana y una de las características de los chistes es que cuando los has oído muchas veces no te hacen gracia.

El horror: ¡EL HORROR!

El horror: ¡EL HORROR!

De hecho, en el programa de Cover up “Pesadillas en su tinta” muchos de los tatuajes que quiere borrarse la gente son los graciosos obscenos que se tatuaron una noche de borrachera con los colegas.

¿Tatuaje erótico o tatuaje obsceno? Tú decides, pero recuerda: un tatuaje puede marcarte toda la vida aunque te lo cubran o te lo quiten con láser : tatúate con cabeza.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *