Tatuajes reales, los reyes también se tatúan

Tatuajes Reales

La fascinación que sentimos los humanos por los tatuajes afecta a todo el mundo, como puedes comprobar en estos ejemplos de tatuajes reales en los que varios reyes marcaron sus cuerpos con tinta.

Así, los tatuajes reales son un ejemplo de que la tinta tiene miles de años de historia y no es solo cosa de marineros y delincuentes… Aunque, claro, ¡todo depende de la visión que tengamos de la realeza! Por cierto, si te interesa el tema, no olvides leer este artículo sobre María de Orleans, la princesa tatuada.

Harold, el pionero

Tatuajes Reales Harold

Harold II, el último rey anglosajón que reinó en Inglaterra, fue un pionero en los tatuajes reales y alguien con bastante mala suerte. Harold reinó hasta 1066, cuando murió en la batalla de los Hastings (fue el tercero en morir), y lo que le convierte en un pionero es que fue gracias a uno de sus tatuajes por lo que se pudo identificar su cuerpo.

En efecto, el cuerpo del rey estaba bastante magullado (le faltaba media pierna, un brazo, tenía un ojo arrancado y el otro atravesado por una flecha). No obstante, su mujer fue capaz de identificarlo por ver el tatuaje que adornaba su pecho: “Edith e Inglaterra”. Este hecho convirtió a Harold en la primera persona identificada por su tinta.

Nicolás II de Rusia, el zar fan

Tatuajes Reales Nicolas

Así es, el zar Nicolás II de Rusia fue otro orgulloso portador de tatuajes reales. Este último zar consiguió su diseño después de un viaje a Japón en 1891, años antes de convertirse en zar. Ese viaje fue algo peliagudo para el futuro zar de Rusia, ya que sobrevivió a un intento de asesinato.

No se sabe si este hecho tiene alguna relación con su tatuaje. Lo que sí se sabe es que volvió del archipiélago con un gran tatuaje de un dragón en el brazo derecho que llevó al menos siete horas de trabajo. En la foto cuesta de apreciar, pero fíjate en una sombra en el brazo derecho del zar (el que tiene la manga arremangada) y lo verás.

Esperamos que te hayan gustado estos ejemplos de tatuajes reales. De hecho, no son los únicos reyes que sucumbieron a los encantos de la tinta. Dinos, ¿conocías estas historias? ¿Quieres que te contemos más? Recuerda que puedes contarnos lo que quieras, ¡solo tienes que dejarnos un comentario!


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.