Tatuajes falsos, una solución para los más indecisos

Tatuajes Falsos

Los tatuajes falsos (por llamarlos de alguna manera) son todos aquellos inventos que permiten que puedas llevar algo “tatuado” en la piel sin el dolor ni el nivel de compromiso que requiere un tatuaje de verdad.

Por eso hoy vamos a hablar de tatuajes falsos, una opción para los que quieran entrenarse antes de dar el paso, y más concretamente de las calcomanías (aunque también podríamos haber hablado, como en otras ocasiones, de otros tipos de tatuajes temporales).

¿Qué son las calcomanías?

Tatuajes Falsos Brazo

Las calcomanías son un tipo de tatuajes falsos o temporales que consisten en una imagen tratada con trementina que viene pegada en una cartulina y que, tras mojarla, puedes retirar para que la imagen quede adherida a tu piel.

En los años noventa eran un regalo típico de productos destinados a un público infantil, como chicles, patatas fritas, pastelitos… Para esa generación, de hecho, fue un primer contacto con los tatuajes. No había nada como pasearse por el campin en bici luciendo orgullosamente una calcomanía de Spiderman en el brazo. De hecho, era común que, al acabar el verano, acabáramos con la piel a topos porque la piel donde había estado la calcomanía no se ponía morena.

Y como todo lo que se pone de moda, tenía hasta su propia leyenda urbana, ya que las malas lenguas decían que algunos de estos tatuajes falsos llevaban LSD impregnado que hacía que los niños se engancharan a las drogas. Por supuesto, era mentira.

¿Y hoy en día?

Tatuajes Falsos Música

Actualmente puedes comprar muchos de estos tatuajes falsos, que han vivido un renacer algo diferente a lo esperado, ya que ya no son productos promocionales destinados a los niños. No es raro encontrar calcomanías a la venta con diseños preciosos que puedes llevar durante una noche como si fuera un tatuaje.

De hecho, hay incluso quien los usa como una especie de entrenamiento para ver si les convence un diseño o un lugar en particular. Aunque ¡no hay nada como los tatuajes de verdad, claro!

Esperamos que te haya gustado este artículo de tatuajes falsos, aunque a nosotros nos gustan más los de verdad. Dinos, ¿tienes algún tatuaje como estos? ¿has probado las calcomanías alguna vez? Cuéntanos lo que quieras, ¡solo tienes que dejarnos un comentario!

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.